logoface
Sacramentos

¿Qué son los sacramentos?

Para el cristiano, la vida no es producto del azar, sino que es un constante encuentro con Dios en todo lo que se va viviendo, experimentando su amor y cercanía.

Como todo ser humano, el cristiano necesita expresar de alguna manera lo que vive. Por eso, celebramos los sacramentos como signos de su presencia a lo largo de nuestras vidas (al nacer, al hacernos adultos, al vivir el amor, al experimentar el perdón, al unirnos con la gente que queremos para compartir nuestras vidas y nuestros bienes, al hacer frente al dolor y la enfermedad), de lo que Él ya está haciendo con nosotros, y de los planes y sueños que nos va comunicando al salir a nuestro encuentro.


Estas celebraciones:

1) Son comunitarias.

Cuando tenemos una experiencia importante en nuestra vida nos gusta compartirla. Si para nosotros el encuentro con Dios ocupa un lugar fundamental en nuestras vidas, también nos gustará compartirlo con otros que tienen las mismas vivencias, la comunidad, la Parroquia. De la misma manera, con su presencia y aportaciones nos pueden ayudar a vivir más intensamente ese encuentro con Dios.

2) Suponen nuestra fe.

Sólo una persona que tiene fe puede expresar cómo es su encuentro con Dios porque lo vive. Sólo se puede expresar y comunicar lo que se vive.

3) Nos han de llevar al compromiso en la vida diaria.

Expresar lo que vivimos nos ayuda a vivirlo más intensamente. Por eso, la celebración de un sacramento nos ha de llevar a vivir más intensamente ese encuentro con Dios y a ser mejores hijos suyos y hermanos de todos, allí donde estemos.